¿Deben los niños jugar con espadas?

….
A Florencia Malvido, profesora de Madrid Montessori School, no le gustan las armas de juguete, sean del tipo que sean. “Nosotros entendemos que los niños pasan por etapas y siempre hay tendencias humanas que no podemos cambiar. Los niños deben explorar, jugar a ser fuertes, sobrevivir. Es en ese ámbito en el que se puede dar el juego con armas. Si jugando los niños cogen bloques de madera o legos y los transforman en armas, no nos entusiasma, pero entendemos que responde a una necesidad interna. Pero darles nosotros armas, no. Hoy en día hay dos grandes problemas: uno es la falta de juego libre, donde todo se desarrolla de forma natural; y otro es la gran exposición a películas, vídeos, donde se fomenta el juego con armas. Debemos intentar que no interfieran en su mundo películas como Star Wars, porque los niños no saben interpretar lo que ven. Pero como es difícil que no les lleguen estas películas, les dejamos que jueguen si quieren, pero siempre sin hacerse daño. El niño debe jugar y jugar, pero no le regalamos armas. No hay ningún beneficio en ello y los padres deben de ser conscientes de que no van a saber manejar las situaciones”.